DesplazГЎndolo hacia el pelo la verdad podrГ­В­a ser lo echo de menos. Enorme escrito Manz!